Aislamiento reflectivo, efectivo ante todos los tipos de transferencia de calor

Los aislantes térmicos reflexivos son otra de las soluciones que Bioaisla pone a su alcance para realizar el aislamiento de edificios o cualquier otra superficie, resolviendo de manera eficaz todos los problemas que puedan surgir debido a su gran resistencia térmica

Son producto de la alta innovación tecnológica, estando compuestos por una combinación de láminas de alumnio con capas de diversos materiales tales como plástico, burbujas de aire seco de varias dimensiones, guatas, poliéster, etc. Con objeto de incrementar su resistencia térmica frente a cambios de temperatura allá donde vayan a ser instalados, se añade una cámara de aire entre ambos.

Cómo y dónde se instala

Se puede instalar mediante rastreles, grapando el aislante a los mismos, así dejamos una cámara entre la pared y el aislamiento. Siempre debe estar tensa, sin pliegues, y luego solapamos y pegamos cinta entre las juntas para favorecer la estanqueidad.

En cantos de forjados y pilares, se coloca cinta de doble cara para ayudarnos en la instalación, montamos el aislante tenso con pliegues y cinta para tratar las juntas y, posteriormente, la pillamos con espigas.

Aplicaciones
Cámaras de aire en cualquier tipo de tabiquería, falsos techos, cubiertas inclinadas rastreladas, bajo cubierta entre tabiques palomeros, cantos de forjados y pilares, cubiertas, suelos.

Qué ventajas aporta el aislamiento reflectivo

Las principales ventajas derivadas de la instalación de los aislantes térmicos reflectivos giran en torno a las propiedades del producto en sí, pudiendo destacar de entre sus muchos beneficios:

  • Láminas exteriores de aluminio puro que consiguen reflectar el 97% del calor recibido por radiación.
  • Excelente aislante térmico, aísla de la conducción (calor que se transfiere de un cuerpo a otro), de las convección (calor que se transfiere por el desplazamiento de masa de aire o fluido de diferentes temperaturas) y de la radiación (calor transferida en forma de ondas electromagnéticas a través del vacío).
  • Excelente aislante acústico.
  • Necesita un espesor reducido frente a los aislantes tradicionales.
  • Barrera de vapor, ni absorbe agua ni humedad.
  • No contiene gases tóxicos.
  • Material no inflamable.
  • Evita la creación de hongos y bacterias.
  • Gran durabilidad, no pierde su eficacia con el paso del tiempo.
  • Estabilidad dimensional y química.
  • Sostenibilidad, aluminio 100% reciclable.
  • Conseguimos un ahorro energético en la vivienda de hasta un 85%.
  • Aluminio protegido con nitrocelulosa 100% transparente, por lo que no se debilita al contacto de morteros frescos y no se reducen las propiedades reflectivas.

Si desea más información y/o que le resolvamos alguna duda y/o quiere que le elaboremos un presupuesto personalizado sin compromiso, no lo dude.